Consejos para tener un cabello envidiable

El concepto de que tener un cabello impecable depende de la cantidad de dinero que estemos dispuestos a gastar en él es algo que nos venden continuamente. Si bien es cierto que los productos de alta calidad son una gran ayuda, también debemos adoptar ciertas prácticas sencillas si queremos tener un cabello sano y atractivo.

¡Cuidado con el calor!

Numerosos peinados requieren el uso de mucho calor, lo que puede dañar los folículos pilosos y favorecer la caída del cabello. Lo mejor es probar otros métodos, emplear equipos de bajo calor o buscar un estilo que resulte atractivo sin utilizar calor.

Brillante y limpio

La idea de que un lavado excesivo provoca la caída del cabello es un concepto erróneo. Esto es falso; mantener una buena higiene del cuero cabelludo es igual de importante. Lavar el pelo utilizando algunos kits capilares hace que tenga un aspecto brillante, fresco y abundante.

Hidratar

Existen acondicionadores y soluciones hidratantes específicas para el cuero cabelludo que ayudan a mantener un folículo sano. 

Elegir los productos ideales

Otra falacia es que hay que cambiar de productos con frecuencia para evitar que el cabello se acostumbre a ellos. La realidad es que, tanto si un producto es caro como si no, debe quedarse con él si encuentra uno que le funciona de maravilla. 

Una alimentación sana para una apariencia bonita

Un cabello fuerte y sano requiere una dieta rica en hierro, zinc, ácidos grasos omega-3 y proteínas. Somos lo que comemos, así que elija bien los alimentos.

Vitaminas

Incluso con una dieta sana, siempre se agradece un aporte extra de vitaminas. En este caso, el cabello también necesita vitaminas, minerales y aminoácidos. Su cabello brillará y se sentirá sedoso gracias a todos estos nutrientes (y su piel también obtendrá beneficios extras).

Cuídelo del sol

La exposición regular al sol perjudica al cabello, haciendo que se vuelva quebradizo, se reseque, pierda el color y parezca apagado. Reduzca su exposición al sol y utilice sombreros que protejan su pelo si no quiere invertir en un protector solar especial para el cabello (seamos sinceros, ¿cuántos de nosotros lo haríamos?).

Cortarlo no es necesariamente malo

Un corte de vez en cuando hace que el pelo crezca más rápido, más fuerte y evita las puntas abiertas, incluso si se siente como Rapunzel y quiere dejarlo crecer.

Una ducha refrescante

El uso de agua demasiado caliente no beneficia al cabello; en cambio, el uso de agua fría ayuda a cerrar los poros y a detener la pérdida de nutrientes del cuero cabelludo. Puede aclimatarse a la temperatura del agua comenzando con un ajuste medio y bajándola gradualmente.


La belleza se encuentra en lo más profundo de la piel

La textura y el aspecto de la piel son los primeros indicadores de la salud general y la juventud.

La piel es flexible, rosada y suave cuando es joven. Empieza a tener un aspecto escamoso y a desarrollar zonas marrones y amarillentas a medida que madura.

¿Son sólo cuestiones estéticas o la salud de la piel revela la rapidez con la que envejece el cuerpo? Lo que se puede hacer a nivel hormonal para retrasar el envejecimiento de la piel es muy importante.

La piel representa alrededor del 15% de todo el peso corporal seco y es el órgano más grande del cuerpo. Además, sirve como primera línea de defensa del cuerpo contra los entornos nocivos y, a diferencia de otros órganos, está en continua expansión.

Las capas externas de la piel se renuevan continuamente gracias a las células cutáneas, o fibroblastos. Sin embargo, el ritmo de creación de células cutáneas disminuye aproximadamente en un 50% a medida que envejecemos.

No obstante, la dermis y, en particular, las proteínas estructurales que mantienen la flexibilidad de la piel (colágeno y elastina), se alteran estructuralmente con el paso del tiempo.

La reducción de la síntesis y el entrelazamiento de las fibras de colágeno provocado por los radicales libres son las dos causas principales de que la piel se arrugue. Las fibras de elastina también lo experimentan, lo que hace que la piel sea menos elástica.

La falta de producción de melanina, que sirve de defensa contra la oxidación inducida por el sol, y la disminución de los niveles de melanocitos son las principales causas del daño causado por los radicales libres. La dieta puede ayudar a combatir estas consecuencias.

La queratina, que constituye la proteína del cabello y las uñas, es una proteína estructural adicional. Para preservar la solidez de esta barrera cutánea frente al exterior, el componente proteico de la capa córnea también es importante.

Seguir algún programa nutricional resulta una mejora del equilibrio hormonal, que tiene un impacto en cada una de estas proteínas estructurales.